lunes, 18 de marzo de 2013

La radio frente a la influencia de las redes sociales

Inicialmente y para contextualizar es importante anotar que el social media ha significado un cambio radical en la manera de comunicarse y conectarse entre los miembros de la sociedad. Por medio del social media y sus plataformas (Facebook, twitter, pinterest, etc.) la comunicación se hace de manera más directa, aunque de forma virtual, es decir, un cara a cara virtual – algo  irónico, pero así es – y esta comunicación gira alrededor de tres aspectos clave: La inmediatez, la difusión y la colaboración.


En principio el social media surgió para conectar a un grupo específico de personas (como el telégrafo, el teléfono, el mismo internet) dentro de la necesidad constante del ser humano por comunicarse e informarse, pero con el pasar del tiempo y de forma vertiginosa, el social media transformó la manera y la velocidad como nos comunicamos, nos conocemos e interactuamos con otras personas, sin importar la distancia ni el tiempo. El social media, convirtió nuestro concepto de “amigo” a “seguidor” o “contacto”, y conocer a una persona ya no requiere trato personal, basta con un clik para que se convierta en un contacto e intercambiar algunos post o tuits para que se transforme en amigo, tomando más en cuenta sus recomendaciones y likes que las opiniones de nuestros padres y amigos reales (tradicionalmente hablando).

El social media revaluó otros conceptos como el de confianza, pues confiamos más en las opiniones e información que nos comparten nuestros fans y seguidores en las redes, que en la otrora toda poderosa publicidad de los medios ATL. Es así como ahora requerimos de una doble pantalla para creerle más a la TV, y necesitamos interactuar por las redes sociales de las emisoras de radio con otros “oyentes” que las escuchan por internet, donde las nostálgicas llamadas de los radio escuchas para solicitar canciones y enviar saludos, ahora se convirtieron en twits o posts. En esta mismo sentido encontramos que el contenido paso a ser parte esencial en las redes sociales y de hecho en todo lo digital;  así como en antaño las radio novelas, los programas y la música nos mantenían pegados al radio transistor, hoy en día son las redes sociales en donde las personas esperan encontrar el contenido que los mantenga conectados a su estación. Precisamente desde el interés parten las estrategias de contenidos en redes sociales, y en la radio ya no es suficiente los programas ni mucho menos la música para mantener conectados a nuestros “oyentes”, hoy en día se requiere un alto contenido visual en estas estrategias. Por ello el uso del video marketing y la viralización de contenido audiovisual han convertido a Youtube en la segunda red social que más comparte información en el mundo después de twitter, además de la proliferación de diversas herramientas que ayudan a generar esta clase d contenido como Prezi, sparkol, la red social Vine, la proliferación del uso de códigos QR, la embestida de los códigos snap tag y las muy comentadas gafas de Google (Google glass), muestran el enfoque visual de los contenidos en el social media.

Ante este panorama dentro del mundo del social media, el concepto básico de radio debe revaluarse. Las emisoras han de llenarse de contenido visual a través de sus redes sociales que las conecte con sus oyentes generando interacción con ellos; para lograrlo deben apoyarse en la tecnología y en su intimidad con las personas cultivada a través de toda una vida de haberlas acompañado a correr, andar en bicicleta, en el trabajo, en la soledad y en tantas otras situaciones cotidianas. Esa relación cercana a las personas es algo tan fuerte como los cambios tecnológicos, porque la radio como la televisión, siempre ha sido compañía y entretenimiento, pero con la gran ventaja que la radio nació y siempre ha sido móvil, pues se ha podido ser escuchada sin necesidad de estar en casa o en un recinto, se ha movido con las personas y por eso es más cercana a ellas, se ha encargado de conectar, informar y tener una relación directa y en vivo a través de las llamadas telefónicas y mensajes cargados de emociones humanas; la radio nació como una red social con la tecnología como su gran aliado, a la que ahora ve como una amenaza y que solo será tal si se resiste a cambiar y a re inventarse, puesto que todas estas tecnologías son una oportunidad de transformación.

Frente a todo esto y para proteger su status quo, muchas industrias se han encargado de presentar al social media como una moda pasajera, ignorando que se trata de una forma de comunicación en constante transformación, que al estar íntimamente ligado con la acción e interacción social y por nacer desde la internet, inevitablemente evolucionará al mismo ritmo de la Web, convirtiendo lo que hoy conocemos como social media en algo arcaico en un futuro próximo, pero que esencialmente continuará siendo una telaraña de interacción entre los individuos y demás elementos de la sociedad, conservando su principio básico de servir como forma de comunicación e información para las personas, quienes usan el social media influenciadas por su conciencia y su formación, y de manera recíproca,  por el mismo social media y otros elementos.

Finalmente cabe añadir que el social media tiene el potencial de cambiar las cosas para bien o para mal, según el uso que se le dé, con la capacidad de encaminar a nuestra sociedad hacia la cooperación y el bien común, escenario algo utópico con el cual yo preferiría quedarme, pero será una decisión individual de cada elemento de la sociedad lo que construirá el sendero que transitaremos como comunidad, frente a lo cual la radio como medio no es ajena, y será su decisión si se mueve al ritmo de estos cambios, los influye e identifica como una gran oportunidad alejándose de su tradicional modelo de negocio y su apreciada zona de confort.